Nueva fusión: Cooperativa Virgen de la Cabeza de Torrenueva y Vinícola de Valdepeñas

El consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, junto al alcalde de la localidad y presidente de la Denominación de Origen de Valdepeñas, Jesús Martín, y el presidente de la Sección de Vinos Dcoop-Baco y vicepresidente de Dcoop, Ángel Villafranca, ha apadrinado la fusión de las cooperativas Vinícola de Valdepeñas y Virgen de la Cabeza de Torrenueva.

Se trata del octavo proyecto de integración comercial de cooperativas vitivinícolas que se ha cerrado desde el inicio de la legislatura, ha señalado el consejero que ha añadido que la empresa resultante se convierte en la primera cooperativa embotelladora de la DO Vadepeñas.

La fusión “reforzará el tejido empresarial de la interprofesional y aumentará las alternativas para los viticultores”, ha subrayado el consejero para quien éste es “un paso más en la apuesta del Gobierno regional, que ha modernizado e impulsado la DO más antigua de Castilla-La Mancha en los dos últimos años y por la integración comercial de las cooperativas, para reforzar el papel de los viticultores en la cadena agroalimentaria”.

El consejero de Agricultura ha hecho hincapié en el papel que juegan las cooperativas en los municipios donde se asientan y ha afirmado que “si no hubiera sido por las cooperativas, no tendríamos el sector vitivinícola que tenemos en Castilla-La Mancha y que en Valdepeñas era muy necesario”.
Por su parte, el presidente de la Sección de Vinos Dcoop-Baco de Alcázar de San Juan, en la que estaban integradas ambas cooperativas desde el año pasado, Ángel Villafranca, ha destacado que la fusión de estas dos cooperativas es “un paso muy importante para la DO Valdepeñas, una Denominación importante en la región y en el sector vitivinícola español que no tenía ninguna cooperativa”.

La fusión de las dos cooperativas, a juicio de Villafranca, “consolida un proyecto comercial fuerte, que esperamos que dentro de Dcoop-Baco podamos avanzar y trasladar mayor riqueza y estabilidad para los viticultores de Valdepeñas, además de que tenga mayor garantía para afrontar un futuro con meno incertidumbre, sin tener que depender cada año de cómo están los precios y de qué va a ocurrir”.

El presidente de la Cooperativa Vinícola de Valdepeñas, José Antonio Merlo, ha destacado el esfuerzo y la unión de los agricultores de ambas sociedades cooperativas por hacer realidad un proyecto común, cuya finalidad es poner en valor el fruto de su trabajo y, por ende, el de sus cosechas.

Por su parte, el presidente de la Cooperativa Virgen de la Cabeza de Torrenueva y actual tesorero de la sociedad cooperativa resultante, Ángel Carmelo Simón, ha incidido en “la necesidad de que los agricultores se mentalicen para poder hacer este proyecto más grande y defender sus vinos con mentalidad de empresa”. El potencial de producción de ambas cooperativas, en condiciones climatológicas favorables, ronda los 10-12 millones de kilos de uva y entre las dos suman cerca de 80 socios que, tras la fusión, tendrán su sede en la Cooperativa Vinícola de Valdepeñas.

Con las nuevas incorporaciones, la Sección de Vino Dcoop-Baco cuenta ya con 16 cooperativas (14 de ellas en Castilla-La Mancha) asociadas con producciones cercanas a los 200 millones de kilos de uva que recogen sus 8.000 viticultores en 36.000 hectáreas, fundamentalmente en La Mancha, con una facturación de 60 millones de euros.